Un vídeo online no puede concebirse de la misma manera que un spot televisivo

La irrupción del video marketing ha transformado Internet en un entorno audiovisual donde las posibilidades son infinitas. Una buena presencia en YouTube se ha hecho clave a la hora de posicionar una empresa. De hecho, en octubre de 2008 YouTube superaba ya a Yahoo! en el número de búsquedas en los EEUU, situándose como el segundo buscador más importante de contenidos en Internet después de Google.

Un vídeo online no puede concebirse de la misma manera que un spot televisivo. El internauta nada tiene que ver con el telespectador. El internauta es un ser activo, no pasivo, que quiere respuestas a sus inquietudes y que busca comunicación y diversión de forma instantánea. Tener en cuenta estas diferencias es clave a la hora de incorporar el video marketing en tu estrategia para tu empresa.