El cine cubano más gamberro y friki infecta España con “Juan de los muertos”