¿Cuanto debo pagar por el reportaje fotográfico de mi boda?

Cuando llegue el momento de decidir sobre el tema, ten en cuenta que existe una relación directa entre lo que pagas por el reportaje de tu boda y la calidad del mismo. Espera pagar un mínimo de 1.000 euros y esto sin incluir álbum ni otros extras. Esta tarifa sería apropiada si el fotógrafo tiene poca experiencia pero ofrece unos resultados decentes.

Si el honorario del profesional es muy por debajo de esta cifra vale la pena preguntarse porque.

La mayoría de las parejas que buscan algo de calidad óptima deben de preparar un presupuesto de entre 1.500 y 2.500 euros solo por el servicio, el álbum sería aparte.

Ahora si quieres que tus imágenes estén a la altura de las de los famosos ya hablamos de presupuestos de entre 25.000 y 40.000 euros por el servicio.

El reportaje de boda no es como otros productos o servicios donde se puede realizar una comparación de precios y escoger en base a este criterio ya que es una decisión muy personal.

En resumen se puede concluir que dependiendo de la calidad que estés dispuesta a aceptar pagarás entre 400 euros – 40.000 euros.

Leyendo sobre este tema en internet encontré un articulo titulado “Los errores mas grandes que cometen las novias al contratar fotógrafo para su boda” y aquí os los dejo:

1. Pensar que todos los fotógrafos son iguales.

2. Contratar en base a precios.

3. Pensar que si alguien tienen una buena cámara eso es suficiente.

4. Pedirle a un familiar o amigo que le haga las fotos.

5. Ir con prisas el día de la boda y no dejarle suficiente tiempo al fotógrafo para que realice su trabajo.

7. No leer lo que firman.

8. Ignorar sus instintos.

9. Ignorar claras señales de poca profesionalidad cuando entrevistan a fotógrafos.

Al tema del reportaje de video se le pueden aplicar las mismas reglas. Este puede que sea algo más caro si los realizadores son buenos. Esto es debido a la mediocridad que existe en el mercado y la dificultad en encontrar profesionales especializados en bodas.

Muchas veces encontramos personas que realizan reportajes de bodas los fines de semana pero que su verdadera aspiración es otra considerando las bodas algo solo para “ganar algo extra de dinero”.  En el caso del reportaje de video es muy importante que el profesional esté especializado en bodas y tenga una dilatada experiencia.

Algunos expertos consideran que una boda nunca se debería documentar con menos de dos cámaras.

Que opináis?